¿Por qué y cómo generar contenido de calidad?

Actualmente es oportuno que las empresas tengan un blog y generen contenido de calidad periódicamente. Tener un blog es una nueva estrategia de comunicación y conlleva las siguientes ventajas:

  • Muestras tu conocimiento y a la vez generas confianza y aportas valor.
  • Según la forma en que emplees tu blog puedes diferenciarte del resto y ganar buena reputación para la marca.
  • Imagen positiva: puedes interactuar con los usuarios y dejarles una buena experiencia que les hará tener un buen recuerdo de la marca y que sientan preferencia por la tuya a la hora de elegir.
  • Posiciona tu web: si actualizas constantemente tu blog incrementas la frecuencia en que los motores de búsqueda investigan tu sitio, mejoras el posicionamiento y recibes más visitas.

Estas ventajas y otras no mencionadas, juntamente con sus riesgos, nos decantan a crearnos el blog, y a continuación distribuiremos el proceso para generar el contenido de calidad en tres partes;

    1. Fase inicial para escribir
    2. Fase de escritura
    3. Fase divulgación y feedback

Empezando por la Fase inicial para escribir tendremos que:

  • Escuchar los intereses y necesidades de nuestros clientes por si podemos aportar contenido que les pueda resultar de ayuda. Si no, en el punto siguiente:
  • Estar atentos a lo que esté pasando en el mundo digital y en nuestro mercado. Hay muchas herramientas que nos permiten estar al día según unas palabras clave, como Google Alerts.
  • Elegir un tema que nos interese, leer diferentes fuentes y medios que hablen sobre él, profundizar en el tema, aportar información y escribir.
  • Tener claro a quien nos dirigimos y adecuarnos a los intereses de este público.
  • Tener en cuenta que si escribimos habitualmente nos resultará más fácil. Si lo hacemos una vez cada dos semanas seguramente nos cueste más cada vez que nos pongamos a escribir.
  • Tener en cuenta que deberemos escribir de forma regular para mantener alerta a nuestros lectores.

Continuando por la Fase de escritura:

  • Elegir el estilo de redacción más apropiado según el público al que nos dirigimos.
  • Se puede presentar el contenido en forma de historia: además de retener la atención de los usuarios, se puede explicar lo que tu negocio aporta de una forma original.
  • Personalizar el contenido: se puede presentar la información en forma de vídeo, infografía, diapositivas, gráficos… Y citar a profesionales; cuanta más interacción se consiga con los usuarios, mejor.
  • No temer hacer comparaciones; pero evidentemente que el contenido sea real y quedemos en una situación que nos aporte ventaja respecto la competencia.
  • Esquematizar las ideas que se quieren transmitir ayuda mucho a la hora de redactar.
  • Se debe crear el contenido sin prisas: sí con un tiempo fijado, porque sin querer se mantiene un nivel de concentración y atención más elevado. Pero no sin tener prisa a la hora de escribir.

Acabando por la Fase divulgación y feedback:

  • Atraer el interés de los usuarios a otros artículos de nuestro blog enlazándolos entre ellos.
  • Permitir que los usuarios puedan compartir la información fácilmente por las redes sociales.
  • Usa las redes sociales de la empresa para publicar artículos que se encuentren en tu blog.
  • Estar atentos al posible feedback de nuestros lectores y resolver dudas o agradecer la participación.
  • Dar urgencia al contenido que se acaba de publicar: si se publica con un título que pique la curiosidad de los usuarios, más lectores tendrá.

Este ha sido un proceso de escritura, pero a continuación otros aspectos que también se deben tener en cuenta para mejorar:

  • ¡No copiar el contenido!
  • Si tu blog está centrado solamente a incrementar las ventas, perderás los seguidores porque se darán cuenta de tu intención y verán con recelo el contenido que aportes: aporta valor y ayuda.
  • Si quieres que la gente te lea, sé experto en un tema, y la gente que quiera saber algo relacionado vendrá a ti para conocer tu opinión; serás su referencia.
  • El contenido de tu blog debe reflejar tus valores corporativos. Haz que la gente te compre por quién eres, más que por lo que vendes.
  • Sé cercano con los usuarios para poder crear buenas relaciones y sensaciones con el lector (posible cliente).
  • Tanto el blog como las redes sociales deben tratarse al día a día. No se puede dejar para cuando tengamos tiempo porque nunca tenemos este tiempo necesario que para una empresa es tan necesario invertir.

Si somos constantes con los posts en el blog y las redes sociales, no pretendamos sobresalir en  una semana, pero en 6 meses notaremos la diferencia: Dejaremos de ser una marca más: Seremos una marca de valor con lectores interesados por el contenido que aportamos.

 

¿Estás de acuerdo con estos aspectos? ¿Hay algo que cambiarías o añadirías? ¡Cuéntanoslo!

Sigue leyendo