2013-05-25 auditoria seo

Cómo hacer una auditoría SEO para identificar problemas en un Ecommerce

Auditar una plataforma de Ecommerce es uno de los trabajos más importantes del profesional SEO. Pese al mucho tiempo que llevamos escuchando este término, el SEO, es todavía un trabajo relativamente nuevo, ligado además a muchas de las limitaciones que poseen los crawlers de los motores de búsqueda. Por otro lado, la gran mayoría de desarrolladores web no poseen los conocimientos necesarios de SEO. Y lo peor, es que muchos se niegan a aprender.
Incluidos aquellos que han desarrollado plataformas de Ecommerce, sobre las que podemos encontrar multitud de problemas en una auditoría.

Como hemos dicho más de una vez en este blog, tu plataforma Ecommerce debe estar programada sobre una sólida estructura para que el trabajo de un SEO tenga éxito.

A continuación, vamos a identificar los pasos que debes seguir para auditar el SEO de un Ecommerce. Los hemos dividido en 18 puntos:

1.- Usabilidad

Aunque pueda parecer que la usabilidad no es un factor directamente relacionado con el SEO, es un aspecto clave a tener en cuenta en una auditoría. Es un factor que repercute directamente en el ratio de conversión de la tienda y cómo son de propensos los usuarios a compartir el link.
Google centra su preocupación en el usuario. Por lo tanto no podemos olvidar que este robot está orientado a ofrecer el mejor resultado posible a las personas.
Google es capaz de medir el número de veces que los usuarios hacen clic en un resultado de búsqueda y el tiempo que tardan en volver atrás nuevamente a clicar en otro sitio. Hasta el porcentaje de rebote ahora influye en el SEO.

2.- Accesibilidad / indexabilidad

Comprueba que tu Ecommerce es sencillo de indexar para los robots. Una óptima arquitectura de páginas, buenos tiempos de carga, código estructurado, sin errores.

3.- Comprueba el nivel de indexación

Ejecuta la búsqueda de site:tuecommerce.com en el buscador para comprobar cuantas páginas de tu tienda están siendo indexadas por Google. Compara ese número con el total de páginas.

Busca tu nombre de marca en Google y fíjate si está posicionado en los primeros resultados. Si no es así, es posible que tu Ecommerce esté penalizado por alguna razón.

Comprueba que la versión cache de las páginas de tu Ecommerce son las mismas que las reales.

4.- Comprueba la relevancia de las Keywords

¿Se han escogido la palabras clave adecuadas para el Ecommerce? ¿La arquitectura del Ecommerce es significativa en la relación con estas Keywords? ¿Más de una página del Ecommerce compite por la misma palabra clave (canibalización por palabras clave)?

5.- Comprueba el contenido duplicado

Lo primero que debes hacer es comprobar que la versión de la url http://tuecommerce.com redirije con un 301 a http://www.tuecommerce.com o viceversa. Esto es comunmente llamado redireccinamiento canonical. Cuando estés seguro comprueba también que no es posible acceder a la misma página por https:// y http:// a la vez.

Prueba a buscar en Google un contenido exacto que aparezca en tu Tienda. Asegúrate de utilizar comillas al principio y final del texto:
“Un trozo de texto de tu Ecommerce que utilizas para comprobar si existe contenido duplicado”
De esta forma Google buscará el contenido exacto y mostrará todas las urls en las que aparece.

Asegúrate de aplicarlo en las páginas más importantes de tu Ecommerce.

También puedes utilizar los comandos inurl: y intitle: para comprobar si existe contenido duplicado.

En conclusión, el trabajo de comprobar si existe contenido duplicado reside en asegurarse que para cada url de la tienda mostramos un contenido diferente. Si no es así, estarás haciendo que los buscadores deban decidir qué url es la principal para un determinado contenido.

6.- Comprobación de las URL

Comprueba que las url de tu ecommerce son claras, limpias y descriptivas. Descriptivas significa ricas en palabras clave asociadas al contenido de la página pero no espamizadas. Intenta evitar parámetros (por lo menos minimizarlos todo lo posible). Intenta ser lo suficientemente simple para que un usuario pueda entenderlo y a la vez que a los robots no les cueste indexarte.

7.- Revisión del Tag title

Comprueba que el tag título de la página es único y descriptivo en todo el Ecommerce. Si deseas incluir el nombre de tu marca, hazlo en el final del título, no al principio. Prevalecen más las keywords del principio que las del final.
Comprueba también que los títulos no superen los 70 caracteres.

8.- Revisión del contenido

Comprueba que las páginas de tu Ecommerce tienen suficiente contenido y que todas ellas trabajan correctamente los titulares. Asegúrate que el total de páginas con contenido pobre no supera el de contenido más trabajado.

9.- Revisión de los metatags del Ecommerce

Comprueba que todas las páginas que quieres que Google indexe no tienen puesta la directiva NoIndex o NoFollow.

Comprueba también que los meta description son únicos. Si esto no es posible, es preferible que elimines los contenidos del meta description para evitar contenido duplicado.

Aunque el contenido del meta description no es un factor fundamental en el posicionamiento, sí que es necesario tenerlo en cuenta como herramienta de captación en la SERP (Página de resultados de búsquedas en un buscador). Los buscadores normalmente utilizan este texto para mostrarlo en la SERP y de él depende el porcentaje de clics que recibas de los usuarios (CTR, click through rate).

Y el CTR es algo que Google tiene en cuenta a la hora de mostrar los resultados.

10.- Verificar la existencia del sitemap.xml y del robots.tx

Utiliza la herramienta web master tools para comprobar que Google está identificando correctamente el archivos robots.txt y conoce la ubicación del sitemap.xml.

11.- Comprueba las redirecciones

Con una herramienta como “Live HTTP Headers” asegúrate de que todas las redirecciones de tu página devuelven un código de estado 301. Compruébalas todas para asegurarte que todo está correcto.

Es posible que debido al servicio de hosting se produzcan redirecciones que no estás controlando y de las cuales no te darás cuenta si no utilizas una herramienta especial.

12.- Comprueba los links internos

Averigua si existen demasiados enlaces en una página. Google aconseja no superar el límite de 100 enlaces por página.

Asegúrate que los textos de los links son ricos en contenido. Es una forma estupenda de informar a los usuarios y buscadores que tus páginas van de una temática concreta.

No espamices. Si por ejemplo dentro de tu Ecommerce tienes un link que apunta a la página de inicio, tu “anchor text” debe ser “Inicio” y no estar repleto de palabras clave que no dicen realmente a donde nos lleva el enlace.

Los buscadores son cada vez más contenciosos con el Keyword Spam, así que haz que las cosas se produzcan de manera natural y aplica el sentido común sin intentar sobre gustar a los robots.

13.- Evita utilizar subdominios

Los buscadores no comparten ni la autoridad del dominio ni el valor de los links entre dominios y subdominios. La razón de ser de esta práctica es porque consideran que un subdominio puede estar relacionado a otra entidad responsable y a sus ojos es necesario hacer una evaluación separada.

En la mayoría de casos el contenido de un subdominio puede considerarse dentro de una subcarpeta del dominio principal. Por lo tanto es preferible tener http://www.midominio.com/archivos antes que http://archivos.midominio.com.

14.- Geolocalización

La mayoría de Ecommerce van enfocados a un área geográfica concreta. Por lo tanto asegúrate que tu tienda online sigue las directrices adecuadas para geolocalizar un dominio.

Si tu idea es posicionar “Sushi Barcelona” porque eres el dueño de un restaurante de Sushi en Barcelona, comprueba que los datos de dirección están en todas las páginas de tu Ecommerce. Debes comprobar también que apareces mejor en los resultados de tu país o región. Regístrate en Google Places para conseguir aparecer en el mapa.

15.- Revisión de los links externos

Audita los links externos que apuntan a tu Tienda. Puedes utilizar herramientas como Open Site Explorer o Majestic SEO que te mostrarán los enlaces que apuntan a tu web. Además podrás ver los anchor texts que se utilizan y si estos son de keywords relevantes.

De esta forma podrás saber si han existido campañas automáticas de generación de enlaces, que cada vez están más penalizadas.

Debe haber un equilibrio entre los anchor texts con Keywords específicas de tu Tienda y otros con palabras como “clic aquí”, “tu marca”, “ver más”, etc…

Comprueba también que los links a tu Ecommerce no solo apuntan a la Home, sino que también apuntan a otros lugares internos. Si los buscadores solo encuentran enlaces que apuntan a la página de inicio pueden suponer que se está llevando a cabo una campaña de Spam.

Por último comprueba que existe un equilibrio entre los Page Rank de las páginas con links apuntando a tu Tienda. No te centres únicamente en conseguir enlaces en webs con Page Rank altos.

16.- Velocidad de carga de la página

La velocidad de carga de la página incide directamente en el coste de indexación. Para Google la mejor velocidad de carga es la más rápida. Menos de un segundo sería lo idóneo. No obstante para que sea un factor negativo debería ser superior a 5 segundos.

17.- Atributo alt en las imágenes

Todas las imágenes de tu Ecommerce deben tener el atributo alt y el nombre del archivo de imagen bien definido. Para un robot es complicado categorizar una imagen analizando los píxels que la componen; por ello es de gran ayuda asociar una breve frase descriptiva en todas.

18.- Calidad del código

Aunque la validación W3C del código HTML de la página no es algo que los buscadores tengan excesivamente en cuenta, sí que es una buena idea validar el código. Un mal código puede tener efectos indeseables en la indexación. Puedes utilizar herramientas como SEO Browser para ver cómo los buscadores ven el código fuente de tu página.

Sigue leyendo