Pasos para vender online en el extranjero

Queda claro que la economía de nuestro país no es de lo más entusiasta, pero sabemos que el comercio electrónico es uno de los pilares fundamentales para la economía del futuro y que debemos beneficiarnos de este sistema para dejar de depender del mercado local y ampliar nuestras fronteras. Teniendo en cuenta que vender online en el extranjero puede aportar un valor añadido que diferencie nuestro negocio:

Internacionalizar nuestra tienda virtual puede ser la solución para captar nuevos clientes, aumentar los beneficios y obtener una fuente adicional de ingresos.

Pero, ¿Cómo empezar?

 1. Verificar la demanda estimada

Si no quieres empezar por sumergirte de lleno en aguas desconocidas, puedes comenzar por verificar cuánta demanda estimada tendría tu producto ofreciéndolo por eBay y páginas del estilo.

 2. Investigación del país destinatario

A continuación, una vez comprobado que nuestro producto funciona en un determinado país, debemos investigar la región, su cultura, sus costumbres y sus valores para así poder darnos cuenta, por ejemplo, de que los colores que componen nuestro logotipo transmitan una buena impresión a nuestro nuevo público objetivo. Ya que algo tan básico como los colores, para nosotros pueden tener un significado (el rosa lo asociamos a la feminidad) mientras que para otras culturas otra connotación. (Para Corea transmite confianza).

 3. Visibilidad online

Para hacernos visibles podemos usar diferentes tácticas que nos ayudarán a alcanzar un poco de fama; si más no, para que nuestra marca se popularice, podemos empezar averiguando los blogs líderes, aportar contenido constantemente, y así ir dejando rastro.  A la vez que nos damos a conocer debemos desarrollar buenas estrategias de marketing online aquí y allá. Para continuar con la inmersión es aconsejable investigar las legalidades del otro país, sobretodo si nos dedicamos a la venta de bienes muebles; estudiar las leyes de exportación, las de importación dentro del país extranjero, y a ello añadirle un análisis de cómo nos será más conveniente gestionar los portes.

 4. Cambios en la web

Una vez realizado este análisis puedes empezar a plantearte tu sistema de venta online: o añades la traducción de tu página vigente, o creas una de nueva en el idioma especificado, lo cual es más recomendable para el posicionamiento de keywords y detalles que veremos a continuación.

5. Expansión y dedicación

Al tener nuestra página lista en el idioma deseado debemos ofrecer la información suficiente y oportuna para una posible venta. No debemos dejar lugar a dudas. Y por si las hubiera, se debe añadir algún sistema de mensajería (si es instantánea, mejor), ya que para nosotros la satisfacción de nuestros clientes deben ser nuestra preocupación primordial.
También se puede aprovechar la ocasión para crear contenido atractivo para los clientes del extranjero, dejar un poco de lado la publicidad y generar más contendido de interés y calidad para los cibernautas. Es muy importante  usar las redes sociales e interactuar mucho con los usuarios, debemos verlo como una oportunidad de expansión y oportunidad a mejora.

 6. Ventajas e inconvenientes

El comercio en el extranjero tiene sus ventajas y desventajas que deben ser consideradas dependiendo del objeto de venta, el país destinatario y otras variables. Vender online en el extranjero puede mejorar nuestra imagen corporativa ante clientes y proveedores, aumentar la competitividad y calidad en el mercado interno, pero también conlleva sus riesgos; hay algunos países en el que es prácticamente imposible vender online debido al gran número de pedidos con tarjetas fraudulentas. Pero para ello también podemos asegurarnos más pidiendo más información y comparando datos… sobretodo para cuando los pedidos son de elevado coste.

Finalmente es necesario recordar de nuevo y actuar, ante el hecho cierto de que el comercio electrónico es un pilar fundamental para la economía del futuro.

Ahora lo sabemos. ¿Cuánto tardaremos en reaccionar?                                                        liveCommerce facilita la integración online de cualquier negocio, sea cual sea su filosofía, su sector, su imagen y su objetivo. ¿Vender online en el extranjero? ¿En ámbito nacional? ¡liveCommerce lo da todo por tu negocio!
Sigue leyendo